jueves, 3 de febrero de 2011

COSAS DE MUJERES


Hoy termino la auditoria de certificación en mi empresa y realmente fue un trabajo titánico donde sin lugar a dudas una de las más perjudicadas fuiste tú.
Fines de semana sin poder salir, días en que llegue tardísimo a casa donde casi no pudimos vernos, pero estos últimos días (para ser exactos los cuatro últimos) fueron los peores.

La última vez que me viste fue este domingo, al día siguiente salí tempranísimo a casa y tú aún seguías durmiendo, esa noche le pedí a papá que faltará a su trabajo porque aún debía quedarme en el mío ultimando detalles, él como siempre puso mis necesidades por encima de los suyos y estuvo allí para apoyarme (gracias amor)

La noche del lunes llegué casi en la madrugada y salí al día siguiente muy temprano mientras tu dormías, casi no cruzamos palabras con papá pero el alcanzó a contarme que en la noche tu le habías dicho: estoy triste y papá te había preguntado porque y tú le respondiste: porque mamá no esta.

En la noche del martes también me quede hasta tarde en el trabajo y papá te dejo en la casa de la abuela y cuando te fui a recoger casi no cruzamos palabras porque ni bien subimos al carro que nos llevaría a casa tu te quedaste dormida.

El miércoles fue la misma historia tenia que estar temprano en el trabajo porque los auditores querían comenzar la auditoria con las actividades del primer turno, así que no me quedo más remedio que irme sin verte. La moche del miércoles trate de llegar temprano a casa y aunque era un poquito tarde tu aún estabas despierta, papá te había terminado de bañar y yo abrí la puerta, tu estabas en tu cama y desde allí escuche tu vocecita que le decía a papá: mamá ha llegado, casi corriendo me acerque a tu cuarto y apenas me miraste comenzaste a llorar, esto perturbó a papá porque no entendio la razón de tus lágrimas, él te pregunto porque llorabas y tú le respondiste: porque mamá llego, era la primera vez que te vi llorar de alegría, yo no necesitaba explicación de tus lágrimas, tenias sentimientos encontrados con respecto a mi presencia, estabas triste porque esos días casi te había abandonado pero a la vez sentías una felicidad enorme porque me veías después de varios días.

Creo que esta dualidad de sentimientos es mucho más frecuente en mujeres que en varones, por ello papá no entendió, es aquello que much@s solemos llamar….cosas de mujeres.

3 comentarios:

La Mama de Nicolas y Darinka dijo...

Que ternurita es Mika...!

anabel dijo...

cómo entiendo las lágrimas de Mika, pobrecita, que te echó mucho de menos. Pero a veces así tienen que ser las cosas, uf, pobre tú también, ¡cuánto trabajo!, menos mal que terminaste.
Besitos.

Marina dijo...

Creo que además, Mika es muy sensible, cómo te ha extrañado!!!!
Un beso grande y espero que esta semana sea más tranquila :)