viernes, 6 de mayo de 2011

¿A DONDE VAMOS?


Desde que estabas en mi barriga, nuestra vida es una correría (de un lado a otro porque el tiempo nos gana). Creo que los únicos meses en que tú, papa y yo vivimos sin correr fueron los 4 meses y medio que estuvimos en casa por mi licencia pre y post natal + vacaciones y un mes más que papa se quedo en casa cuidándote (esto realmente merece un post aparte).


Después cuando ambos nos reintegramos a trabajar, siguió la correría. Te dejábamos tempranísimo en la casa de la abuela mientras tú aún dormías o en su defecto en la casa de mi tía Mery, ya en la tarde si yo por X motivo no podía salir temprano en ese momento comenzábamos con papá a llamar a la casa de nuestros familiares para ver quién podía quedarse contigo (mientras yo regresaba del trabajo y papá enrumbaba al suyo).

El desconocimiento del diagnóstico y posteriormente del tema hacía que no te anticipáramos las actividades que íbamos a realizar o hacia dónde íbamos a ir; por lo que ahora estoy segura que muchos de tus llantos inconsolables e interminables se debieron a esa falta de anticipación al cambio de rutina. Con el transcurrir del tiempo (creo) que te fuiste acostumbrando y por ello que tuvieras una rutina estructurada no fue un comportamiento que identifiqué dentro de tus signos de alerta de autismo.


Posteriormente mi falta de tiempo,…… de detenerme a pensar en tus necesidades y en tus gustos hizo que siguiera con esa mala costumbre. Hasta que un día llegue a casa un poco tarde y me di con la sorpresa que tenias como tarea armar un muñequito articulado y como no teníamos los pequeños broches que nos iban a permitir unir las piezas del muñeco, decidí que después de darte de comer, íbamos a ir a un mercadillo relativamente cerca de casa a buscar los broches y sin consultarte o comentarte te empecé a vestir. Y por primera vez me preguntaste: mamá ¿a dónde vamos?, me sonroje (y también me morí de la emoción porque es un hito histórico en tu comunicación) y caí en cuenta que hasta la fecha y por el hecho de que no hablabas te había tratado igual que a mi cartera; llevándote de un lado a otro sin consultarte y peor sin comunicarte hacia donde nos dirigíamos.

Desde hace muy poco tiempo ya me preguntas en forma más frecuente a donde vamos, aunque muchas veces ahora soy yo la que me anticipo, pero si no lo hago es fijo que tú preguntas, finalmente hija en este corto tiempo no sé quien educa a quién.

13 comentarios:

MAGALI dijo...

Me emociona esta entrada,,,,
MIka va super.. Me encanta,,
MUy cierto muchas veces los llevamos de un lado al otro y no les avisamos a donde...
Sueño con el dia en el cual Manuel me pregunte,,,
Cariños
Magali y Manuel

Andrea dijo...

mmm de seguro que ellos nos educan a nosotros!, no tiro la primera piedra y la verdad es que con Romy también estoy en falta por este mismo tema, la mayoría de las veces no le digo donde vamos.. y no es justo, es algo inconciente porque si le pregunto " querés ir conmigo a ..?" se que no me va a responder, pero no por eso significa que la pregunta no debe hacerse .
Me haces pensar muchas cosas con esta entrada, gracias!

mariagloria dijo...

Qué linda entrada Rosio !!!!Mika es una campeona ojala como dice Magali alguna vez jazmin me pregunte a donde vamos??? besitos buen fin de semana

Cristina dijo...

Ahins,que bien,qué bien¡¡¡
Entiendo lo que dices,creo que todas nos pasa igual...ahins,que estoy emocionada con las palabras de Mika,felicidades¡¡

Graciela dijo...

Preciosas tus palabras Rosio :)

A mi, me enseñan mis hijas aún hoy que son grandes.

Besitos al tesoro Mika, abrazos!

Marina dijo...

Rosio, es cierto, al final los chicos siempre nos están enseñando muchas cosas!!!

sarah dijo...

Rosío, también a mí me ha conmovido tu entrada de hoy. Estamos tan acostumbrados a nuestro mundo que nos es muy difícil salir de ahí.
Yo también ando con este tema aún más ultimamente. Es necesario hablar, anticipar, no dar nunca por hecho... En fin, que tus palabras lo dicen todo.
Besitos

Rosio dijo...

Magali:
Vas a ver que Manuelito lo va a lograr. Constancia y dedicación son dos piezas claves y por lo que me consta eso lo tiene Manu en cantidades industriales.
cariños,
Rosio

Rosio dijo...

Andrea:
Realmente esta entrada es un mea culpa, porque si Mika no me hubiera puesto el "parche" mi forma de actuar no hubiera variado.
Besos,
Rosio

Rosio dijo...

María Gloria:
También creo que Jazmin lo logrará, en el momento menos pensado ellos nos sorprenden. Y por supuesto que soy testigo de la dedicación que le pones a tu princesa, además de cumplir dos roles sumamente importantes el de abuela y el de mamá.
Cariños,
Rosio

Rosio dijo...

Gracias Gra:
Estoy segura que si, por cierto son muy guapas, me imagino que eso y todo lo demás lo heredaron de la madre.
Cariños,
Rosio

Rosio dijo...

Marina:
Y en tu caso por partida doble.
Cariños,
Rosio

Rosio dijo...

Sarah:
Parece que nada tiene que ver la edad, ellos nos enseñan que es importante ponerse en los zapatos de la otra persona.
Cariños,
Rosio