miércoles, 10 de junio de 2009

INTERVENCION BIOMEDICA - 1ERA PARTE


Esta es una información que le debo a Laura (mamá de Agus), y es para contarle y contarte sobre tu tratamiento biomédico, si ese que causa tanta polémica y que según “la comunidad científica” no tiene comprobación científica.
En tu caso puedo decir que mejoró notablemente tus problemas gastrointestinales. Y que sumó (y mucho) en los avances que has tenido en estos dos últimos años.

Es que la historia de esos problemas comenzó después de 05 vacunaciones (pentavalente, 2 dosis de neumococo (con thimerosal) y 2 dosis de rotavirus) consecutivas, que tu pediatra te puso en un lapso de 05 meses. Una semana después de la última vacuna (tenias 11 meses) tu cuerpecito colapsó.
Un cuadro severo de vómitos y diarreas nos obligó a internarte durante unos días en una clínica. Te hicieron una serie de análisis y como no encontraron nada que explicará tu mal, simplemente se diagnóstico tu problema como una “virosis”.

Cuando saliste de la clínica, mi madre me hizo la siguiente observación, Mika esta tan diferente, esta muy triste, con la mirada pérdida, tan distinta a la niña que era antes (alegre, con intención comunicativa y sobre todo sana). Todos atribuimos ese “cambio” a la conmoción emocional que sufriste, porque muchas veces te tuvimos que sujetar más de 04 personas para que te pusieran las vías para colocarte suero.

Pero las cosas no mejoraron, apenas saliste del hospital empezaron tus problemas de trastorno de sueño, además tu dermatitis atópica empeoro. En el siguiente mes (Diciembre 2006) te enfermaste cada semana, la primera semana Roseola, la segunda nuevamente diarreas, la tercera un “resfrío” acompañado de fiebre y vómitos y la cuarta semana retornó la diarrea, resultó tan fuerte que estuvimos a punto de internarte nuevamente.

Se te hicieron otra vez exámenes rutinarios y nuevamente ningún resultado se asoció a alguna enfermedad conocida, El diagnóstico no cambió, nuevamente fue establecido como una “virosis no especificada”.

Pero ese diagnóstico no me convenció mucho pero en ese entonces la palabra de un médico para mi era ley y no había posibilidad alguna de cuestionamiento.
Mejoraste relativamente, pero tu sueño siguió alterado, tu dermatitis no mejoró y tus deposiciones tenian una frecuencia y consistencia que no correspondía a una niña sana de 01 año. Sumado a esto tu peso y talla se estancaron.

Los siguientes meses en vez de mejorar tus problemas estos se acentuaron, a tus evacuaciones frecuentes y sin digerir se sumó tu distensión estomacal, eructos fétidos, mal aliento, mejillas sonrojadas y ojeras que iban y venían. Y una posición al dormir que denotaba la necesidad de comprimir tu estómago para aliviar el dolor. Y para poner la cereza en el pastel: tu peso y tu talla seguían como el de una niña de 10 meses, esto se tradujo en que los percéntiles de tu peso y tu talla empezaron a bajar y la de tu circunferencia cefálica subió considerablemente.

Fuimos a muchos médicos, quienes después de verificar que no salía nada anormal en ninguno de los exámenes de rutina (específicamente coprocultivos), simplemente me dijeron muy sutilmente que no creían que tuvieras nada importante, en algunos casos se atrevieron a insinuar que era una mamá muy ansiosa debido específicamente a que eras mi primera y única hija. Con respecto a tu peso y tu talla me dijeron sarcásticamente que le “echará más papa al caldo”, esto era imposible porque tú comías en ese tiempo cantidades industriales y tenias una dieta balanceada.

Las constantes trasnochadas que tuvimos (papá, tú y yo) debido a que llorabas y gritabas por horas durante las noches hasta que el cansancio te ganaba, me desesperaba cada vez más.
En ese ínterin hice que te pusieran la triple vírica o MMR, un golpe vírico demoledor que te hizo perder el poco lenguaje que tenias.
La pérdida de tu lenguaje y el verte cada noche levantarte y actuar como una borrachita o como un drogadicta hizo que tomará al “toro por las astas”, decidí que iba a encontrara a como de lugar la causa o causas de tu problema.

Continuará........................

5 comentarios:

caro dijo...

hola rosio gracias por toda la información que subis asi como laura seguro hay otras mamás que te van a agradecer. besossssssssss

Betzabe dijo...

Rosio, Diego paso por lo mismo, muchos meses estancado en la talla, muchas diarreas, y muchos despertares, quejidos, lloros, tenia una inflamación intestinal muy alta, de 200 que es el valor maximo Diego tenia 1600 casi lloro cuando vi los examenes.

Gracias al protocolo DAN Diego hoy duerme toda la noche, aun no me lo creo, vivimos meses de horror nocturno.
Gracias a Dios Superado.

paraayudaratomas.blogspot.com dijo...

Rosìo
Yo creo que muchos malos recuerdos solo quedan en tì. El que conoce a tu hija (se ve en las fotos) se da cuenta que es tan feliz!!!. Dios quiera que todo quede en un mal recuerdo y que disfrutes muchos lindos momentos.
Te quiero mucho

Kantu dijo...

Caro:
Creo que alguna mamá que comienza le pueda servir la información.

Betza:
Viviendo similar experiencia podemos dar fé, que en algunos chicos el protocolo los ayuda.

Lau:
Creo que lo escribo como una manera de exortizar cosas aquellas cosas desagradables.

Gracia s a las tres por pasar por el blog.

Laura Basualdo dijo...

Hola Rosi, gracias por contarme tu historia!
Coincidimos en muchas cuestiones, vos sabes que el tema de la roseola era tremendo! Desde que hacemos la dieta mejoró muchisimo, creo que es el primer invierno que no le agarra. Viviamos con la crema DERMAGLOS, que tiene cantidad de vitamina A, y hasta nos habían dado corticoides para su carita.
El tema intestinal es otro que aún no mejoró. Sigue moviendo el intestino cada 3 o 4 días y con la consistencia de un bebé, es decir, pastoso.
Hace 4 días empezamos con antifungales, enzimas digestivas y probioticos, veremos como le va con eso...
Otra vez, muchas gracias Ro, y espero la segunda parte!
P.D.: Agus tambien tuvo una gastroenteritis tan fuerte al año y 8 meses(fecha en que le pusieron algunas vacunas) y desde esa fecha, no quiso volver a probar leche. (Cosa que en realidad agradecemos, pues hemos comprobado que los lacteos lo alteran tanto como el trigo).
Beso gigante para la princesa de la sonrisa mas linda!