viernes, 11 de diciembre de 2009

JUGANDO CON DANIELLITA


Como alguna vez he comentado tu relación con los demás niños, es uno de los temas donde más hay que trabajar.
Por ello siempre estamos a la búsqueda de alguna amiguita, algo menor que tú, de tal manera que se pueda adaptar a “tus juegos”.

Por ello el día de ayer cuando mi hermana me llamó para “pedirme un gran favor”: cuidar a Danielita por algunas horas dado que tenía que ir a un concierto de su hijita mayor. Yo acepté con el mayor de los gustos primero porque es mi hermana y segundo porque sabía que era una buena oportunidad para que te relacionaras con ella. Inclusive varias veces he bromeado con la tía Silvia diciéndole “alquilame a Danielita por una horas”.

Así que llegué a casa lo más rápido posible y ya estaba Danielita, tu papá ya les había dado de comer a ambas (inmensa ayuda) así que era hora de ponernos a jugar.
Inicialmente no te entusiasmo mucho la idea, pero el ofrecimiento que te hice no lo quisiste desperdiciar. Bueno solo te dije que tenía una sorpresa, un premio. Y tu ya sabes muy bien que ese premio es un chupetín /lolypops.

En ese momento lo primero que se me ocurrió fue armar una torre. Repartir bloques de un color específico para cada una. Y posteriormente cada una debía ponerlo en la torre respetando la secuencia de color. Esto nos permitiria trabajar espera de turnos, atención y discriminación (eso creo).

Cuando te entregue los cubos no fue problema pero si lo hubo cuando les di sus cubos a Danielita, inicialmente se los quisiste quitar pero te dije no, si se los quitas no hay premio, después de dos intentos bastantes débiles desististe de ello. Así que comenzamos. Cada una de nosotras tenía 8 cubos y armamos una torre de 24 piezas, respetando la secuencia de colores.

Ese juego lo hicimos 02 veces sin ningún inconveniente salvo que cuando terminábamos y deciamos ¡¡¡lo logramos!!!, tú lo botabas y después decías: se cayo la torre, a lo que yo te decia no se cayó tu lo botaste. Pero no quise hacer mayor alharaca de ello para no reforzar el comportamiento. Otro inconveniente fue que cada cierto tiempo te levantabas de tu sitio pero cuando te decia te toca Micaela, venias corriendo, pero fue más el tiempo que permaneciste sentada que parada.

La tercera ronda lo quise hacer más difícil, dándoles cubos de dos colores para que diferenciarán los colores, pero la cantidad de cubos hizo que la torre se cayera antes de los previsto así que de emergencia tuvimos que variar a juntar dos torres para que una tercera naciera de la unión de ambas. No tuvieron tanta expectativa como con las dos primeras pero logramos terminarlas.

A los pocos minutos que acabamos de jugar llamó mi hermana comunicándome que en unos minutos recogería a Danielita y así lo hizo apenas se fueron tú te acercaste hacia mi a decirme quieres premio, quieres chupetín, uy que rico, gracias mamá.

Claro que si te habías ganado tu premio, pero previamente corregimos la estucturación de tu pedido a un dame un chupetin, por favor mamá, lo que repetiste con excelente predisposición y exactitud.

5 comentarios:

Mamadecys dijo...

Parece muy divertido, buena forma de aprender!!! Ojalá se repita!
Un beso grande,
Marina

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Aqui estoy visitando a Mika, con mucho cariño como siempre, me encanta saber sus avances, sus logros, todo lo que esta princesa linda. me gusta mucho su blog.

Es muy bueno que juegue con otras niñas, eso a nuestros hijitos les hace mucho bien.

En la foto, ella hermosa como siempre.

Yo tambien buscare la manera de invitar amiguitos a la casa para que jueguen con Nicolas, pues familia como tu sabes no tenemos aqui.

Que pasen un excelente fin de semana.

Con mucho cariño para ustedes.

Nicolas, Darinka y por supuesto yo.

Cristina dijo...

Si és que la mejor terapeuta para nuestros niños son otros niños.Yo lo he comprobado con Natalia en la guarderia,desde que va allí,le encanta relacionarse con otros,cuando ve niños en el parque ya no se aparta,ahora se acerca a ellos con curiosidad...me alegro por Micaela y Daniellita,seguro se lo pasaron pipa! Un besazo gordo.

viviana dijo...

Los amiguitos son de gran ayuda,........ que se repita seguido esas visitas.
Igual yo también invitaba niños a casa, y las amigas de Lenka cuando niña lo hacían jugar mucho a mi Danko.
En esos tiempos no descubríamos lo de su autismo, pero creo que el juego lo fuè estimulando.

Un abrazo y hasta siempre,.......Viviana.

MamideGlori dijo...

Estar con otros niños, aunque debamos dirigir sus juegos y enseñarles a entenderse y respetarse, es la mejor manera de que nuestros hijos evolucionen socialmente. Gloria poco a poco también va mejorando estos aspectos.
Un abrazo muy fuerte.