miércoles, 9 de diciembre de 2009

CON PAPA, CON MAMA


Como bien sabes hija por diversos motivos son muy pocos días los que coincido con papá y no es porque él y yo estemos separados ni nada por estilo. Es que a partir de tu diagnóstico debimos hacer cambios para que uno de los dos pudiera atenderte personalmente. Tal vez alguien podría pensar que este tema se arregla fácilmente contratando una persona que nos ayude en estas labores pero hoy los gastos del tratamiento biomédico, del colegio y las terapias ya no lo permiten. Además que ya comprobamos que no es lo mismo.

Como alguna vez ya lo mencione el horario de papá es agotador, hay dos días que no duerme nada porque trabaja en las noches y en el día tiene que atenderte, pero lo más increíble es que su espíritu no decae siempre esta de predispuesto a atenderte de la mejor manera. Inclusive siempre esta presto a hacer favores al resto de personas muchas veces sin decirmelo porque sabe que yo me molesto. Pero en fin es su forma de ser y ya nada ni nadie podrá hacerlo cambiar.

Es por ello que cuando coincidimos (vacaciones, feriados, viajes al colegio, etc.) tú nos miras a los dos juntos y tus ojitos se encienden y repites varias veces: familia, familia y nos nombras, papá, mamá y Micaela (si todavía te nombras en tercera persona) aunque siempre te correjimos para que uses el "yo".

Y cuando vamos camino al colegio en el día o en la noche al supermercado, quieres bajar por las escaleras de la mano de ambos, si alguno de nosotros se atrasa; tu esperas al comienzo de escalera diciendo: con papa / con mama .....dependiendo cual de los dos este aún en casa o nos llamas a voz en cuello papáaaa / mamáaaa, ya cuando estamos junto a ti nos dices: agarra mano Micaela; mientras a cada uno nos coges de la mano para bajar.

El martes que fue feriado aprovechamos en irnos a almorzar fuera y no solo volviste a pedir que te cogieramos ambos de la mano, sino que una vez finalizado el almuerzo nos fuimos a un supermercado, ya subida en el carrito de compras tomaste mis manos y las de papá y nos dijiste empujar papá, empujar mamá, cuando supusimos que solo querías que cualquiera de los dos empujará; agarraste nuevamente las manos de ambos y repetiste empujar papá y empujar mamá. Una vez que lo hicimos ambos, te quedaste tranquila y satisfecha porque habíamos entendido y atendido tu solicitud.

Esto es otro avance sorprendente en tu conexión, porque antes no importaba quien bajaba contigo y si uno de los dos se quedaba en casa tampoco le prestabas mayor atención.

9 comentarios:

marleni rojas dijo...

hola amiga que alegria tu relato, al final hablas de conexion y te digo que ful conexion esta micaela y lo que hace lo demuestra, a veces pensamos que nuestro hijos no se dan cuenta del mundo exterior y nos sorprenden con esas cosas. Yo he comprobado que si estan alli solo que ya ellos sabran cuando expresarse.

Kantu dijo...

marleni:
Efectivamente. muchas veces parece que ellos no se dan cuentan pero si lo hacen.
Justo ayer delante de mi hija le comentaba a un amigo que por el dia feriado nos habiasmo ido a comer fuera. Y en ese momento ella voltea y me dice quiero comer pollito y papitas fritas que era lo que habias comido ese día. Alli corrobore que si esta al tanto de las conversaciones.
Gracias por pasar.
Un beso a tu princesa.
Cariños,
Rosio

Mamadecys dijo...

No solo demuestra lo conectada que está y lo atenta que está, sino cuánto los necesita y los quiere a los dos, juntos!!!
Te felicito,
Marina

Lauri y Agustin dijo...

Hermoso lo que contas Rosi! Sin duda Mika hizo grandes avances este ultimo tiempo y es una alegría enorrrrrrrrme tanto para ustedes como para todos los que los queremos a la distancia;
Todos los gastos, las horas de falta de sueño, todo todo vale la pena por nuestros peques. Sin duda son padres que valen oro, mika tiene unos papas campeones de la vida.

Cristina dijo...

Hola Rosio,que alegría me das guapa.Es maravilloso ver como nuestros niños avanzan,me llenas de esperanza y de ilusión.Sé que algun dia Natalia expresará igual que tu preciosa princesa (que guapa que és!).
Me pongo en la piel de tu marido,yo trabajo 8 horas de noche,me acuesto a las 6 y medio y me levanto a las 11 o 11:30 para ir a buscar a Natalia a la guarderia y luego paso todo el dia con ella,más su hermano que viene a comer a casa y luego debo llevarlo otra vez al cole,por la tarde ya está papá en casa pero tampoco descansamos mucho,tres dias terapias fuera de casa por las tardes y 2 dias que se la hago yo en casa...bueno,ya te imaginarás...és muy duro y yo hay dias que casi no puedo con mi cuerpo,pero hay que sacar fuerzas de donde no las hay...por ellos y por nosotros.
änimo y hacia adelante,lo estais haciendo fabuloso,la prueba és lo espabilada que está Micaela,és estupendo ver como avanza así,me alegro muchísimo,Rosio.Os mando un beso fuerte y un gran abrazo.

anabel dijo...

qué bonito leer lo que has escrito. ¿Sabes?, a veces pasa lo mismo con mi marido. Por el trabajo, tiene que viajar. Y cuando no está en casa, es genial escuchar a Erik: "echo de menos a papá", lo que reafirmo siempre: "sí, yo también echo de menos a papá, pero viene muy prontito porque os quiere mucho".
Y cuando llega a casa, Erik se lanza a su cuello con un cariño inmenso.

besotes.

Kantu dijo...

Marina:
Es cierto nuestros niños nos necesitan mucho, como dicen los padres son irremplazables, no es lo mismo ni la abuela, ni los tios.
Por eso cuando uno tienen un hijo hay que cuidarse mucho.
Cariños,
Rosio

Lau:
Gracias por tus palabras, sabes que el sentimiento es mutuo.
Y como bien dices cualquier esfuerxo vale la pena y esto se corrobora cuando tienen avances aunque sea pequeñitos.
Besos parar ti y para Agus.
Rosio

Kantu dijo...

Cristina:
Gracias por pasar. Entiendo eso de llenarse de esperanza e ilusión porque yo siento lo mismo cuando escucho situaciones o veo chicos más grandes que mis hija.
Mucho tiempo soñe que mi hija me dijera mamá, después que tuviera un poquito de lenguaje funcional, hoy sueño que me pueda contar lo que le paso en el colegio. Pero una cosa estoy segura eso llega (claro que hay que trabajarlo) pero llega.
Y con respecto a tu horario me saco el sombrero porque con mi marido vivo en carne propia lo que es el desvelo.
Cuidate mucho.
Cariños,
Rosio

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Es tan grande el amor que sienten nuestros pequeñitos por nosotros sus padres, vale la pena todo esfuerzo, sacrificio, todo....todo por ellos.

Muy bonita esa entrada, ustedes son unos padres muy dedicados en el cuidado de Mika y eso se nota en sus avances.

Felicidades a esta familia tan hermosa.

Georgina