miércoles, 4 de noviembre de 2009

PREOCUPACIONES


Hace mucho tiempo no tenia preocupaciones relacionados a tus problemas gastrointestinales pero el viernes, Meche (tu profesora) le comentó a papá que habías manifestado dolor de barriga y que habías defecado 3 veces, las 2 primeras normal y la tercera bastante suelto.

Me preocupe un poquito, pero me tranquilizo lo que Meche anoto en tu cuaderno de control: El día de hoy Micaela disfruto mucho todas las actividades propuestas: meses del año, cuerpo humano, trabajo con masa y chuño, actividades motrices, etc. Ese disfrutar me hablo de que al menos el ánimo no había decaído.

El viernes en la noche minutos antes de empezar tu terapia de integración sensorial, minutos, la necesidad de ir al baño se hizo presente nuevamente, lo que vi me hizo corroborar la presunción de Meche, “estomago flojo”.

El sábado y domingo el problema no llegó a mayores, supuse que cualesquiera había sido la causa del pequeño problema digestivo, este de alguna manera se había solucionado.
El lunes no hubo novedad alguna ni en el colegio ni en tu terapia de integración sensorial. Pero hubo una acción que generó un traspié en tu problema gastrointestinal, unos pequeños trocitos de chocolate.

La consecuencia no fue inmediata, pero al día siguiente durante el viaje hacia el colegio me dijiste duele mi barriga, desafortunadamente yo tenia una reunión importante en el trabajo y papá aún estaba en las afueras de Lima (regresando de de trabajar) y como no tenia con quien dejarte, no tuve más remedio que dejarte en el colegio. En la puerta estaba Lily (quien trabaja contigo neurosensoriomotor), apenas la viste te abalanzaste a sus brazos, le comenté que lo me habías manifestado y ella me comentó que no me preocupará ya que iban a estar al tanto. Demás esta decir que eso tranquilizo mi corazón, minimizó la angustia pero no la eliminó del todo. Ya en la tarde después de que papá te diera de almorzar nuevamente verifico que los problemas habían vuelto no en intensidad pero si en frecuencia. Así que decidió que mejor era que te quedarás en casa.

En la noche te recogí de la casa de la abuela y ella me comentó que no había evidenciado ningún problema digestivo. Ya en casa no tuviste muchos problemas para dormir y lo hiciste alrededor de las 10 de la noche.

Esta mañana te despertaste alrededor de las 6 de la mañana miraste a la ventana y dijiste hola sol, cruce los dedos para que siguieras durmiendo y en efecto a los minutos nuevamente estabas durmiendo. A eso de las 7.30 de la mañana tuve que levantarte porque indefectiblemente debíamos salir a las 8.00 de la mañana. Te vestí y te puse el desayuno en tu mesita y te vi ladeándote cuando me acerque hacia ti me dijiste: quiero dormir por favor mamá. Se me cayo el mundo hice un recuento mental de las muchas veces que te he tenido que sacarte a regañadientas de la cama, ponerte el uniforme en un santiamén, “atragantarte” el desayunar, y hacerte correr raudamente hacia el paradero para poder tomar un taxi y una vez en el (taxi) terminar de peinarte, mientras voy rezando que la puerta del colegio aún permanezca abierta y mi gerente no me haya llamado para consultar sobre un tema urgente de la compañía.

Nuevamente hice el intento de despertarte pero era en vano, no había fuerza humana que te despertará, no me quedo más remedio que llamar a la casa de la abuela para pedirle que viniera a casa porque yo tenia una reunión a primera hora de la mañana y no podía quedarme en casa a esperar a papá para relevarnos. Felizmente la abuela llego y tuve que enrumbar al trabajo mientras en mi cabeza retumbaban las causas de tu cansancio.

A mitad de la reunión llame a casa y la abuela me dijo que seguías durmiendo. A diferencia de otras reuniones casi no intervine, quería irme, quería gritar que poco o nada me importaban los resultados de los indicadores de desempeño, la eficacia de los procesos, los planes de mejora, las decisiones estratégicas de la organización, que por primera vez en mi vida quería ser solamente mamá las 24 horas del día sin prisa por cumplir otras actividades ajenas a la maternidad y sin otra preocupación más que estar al pendiente tuyo. Al termino de la reunión volví a llamar y me tranquilizo la voz de papá me dijo que ya estabas despierta y con un excelente humor, para mi sosiego te pregunto……Micaela ¿como estas? y a lo lejos pude escuchar tu vocecita chillona diciendo BIEN.

Fue el mejor remedio a mis preocupaciones, retome mis actividades, aceptando a regañadientas mi triste realidad: madre a medio a tiempo…………..

10 comentarios:

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Rosio, cuanto te considero tenerte que dividir entre el trabajo y el cuidado de Mika.

Que dificil!

En este momento yo tengo todo mi tiempo para Nicolas, pero cuando regresemos a Mexico, yo tendre que trabajar eso es seguro, pues con un solo sueldo no alcanza, entonces mi esposo y yo tendremos que trabajar y organizarnos para cuidar a Nicolas.

Pobre de Mika con sus problemitas del estomago, ojala que pronto se recupere y ya este mucho mejor.

Mika es una ternura, todas las cositas que dice, me matan de la ternura, por ejemplo: lo de saludar al sol cuando se levanta (que hermoso)

Pues a seguirle echando ganas amiga, en el trabajo y en la casita con Mika.

Cuentame...especificamente a que te dedicas, que haces en tu trabajo (perdon no encuentro en esta maquina los signos de interrogacion)

Laura Basualdo dijo...

Ay Rosi...te entiendo perfectamente...Si bien ahora estoy en casa con el peque, pero tambien trabajé hasta el año pasado e irme era un suplicio para mi...corria todo el dia para poder llegar volando a casa...
Sos una gran madre!!! Viste que dicen que lo importante no es la cantidad, sino la calidad y vos sos una mamá INCREIBLE...No hay dudas de que Mika tiene la mejor mamá del mundo!
En cuanto a los problemas intestinales...mmmm....acá en casa cortamos los antifungales luego de casi seis meses...pero ahora debemos volver a empezar, porque sus deposiciones estan volviendo a ser flojas y espaciadas...La disbiosis no nos da tregua, no?
Espero que lo de Mika sea solo de algo que comió, y coon los dias sea solo un recuerdo.
Un beso grande y beso a la princesita mas linda!

anabel dijo...

Pobrecita, qué mal rato habrá pasado.
me alegro de que ahora ella misma te diga: BIEN!!!!!!!!

besotes.

Kantu dijo...

Georgina:

Muchas gracias por pasar. Creo que la mejor época de disfrute total com mii hija fue cuando estuve con ella los primeros 04 meses y medio de vida (junte mi prenal, mi post natal y mis vacaciones).

Tienes que disfrutar mucho a Nicolás, ya que si tienes que trabajar creeme que se te partirá el corazón. Yo creo (no se si me equivoco) que cuando los niños no tienen mayores problemas no hay incoveninte dejarlos con la nana, con la prima, con la abuela; porque a diferencia de los nuestros no requieren estimulación constante ni que a cada rato estes manejando sus conductas inadecuadas, lo nuestro es un trabajo de 24 horas.

Con respecto a su estomago, creo que ahora es más fácil de manejar que antes, además el hecho que diga que le duele ayuda y tranquiliza (aunque parezca contradictorio.

Que hago en mi trabajo soy Jefe de Calidad y Medio Ambiente. Mi responsabilidad resumida en algunas lineas es: asegurar la efectiva implementación y mantenimiento de los procesos necesarios para los sistemas de calidad y medio ambiente, coordinar y supervisar la correcta aplicación y cumplimiento de los objetivos y políticas de la organización relacionadas a calidad y medio ambiente: Proponer a la gerencia general las normas y procedimientos referidos a la normalización de los procesos y a su adecuación a nuevas tecnologias y conceptos.
Mi compañía de aproximadamente 1500 personas maneja residuos sólidos (en términos sencillos basura) de diversos origenes y características peligrosas y no peligroso. El 80% del personal es obrero, que muchas veces ingresan sin calificación alguna porque no han tenido oportunidades para desarrollarse profesionalmente entonces no solamente tenemos que lidiar con el aspecto técnico sino también con el humano.
Pero ni te imaginas la vida admirable que llevan, en el caso de las mujeres la mayoria es madre soltera que vive en alguna invasión en la punta de un cerro, se levantan a las 3 o 4 de la mañana para cocinar a sus hijos y traer su refrigerio, caminan muchos kilometros para ahorrase algunos soles del pasaje y deben estar en el trabajo a las 5 o 51/2 de la mañana. Y después de 7 horas de trabajador agotador y con mucho riesgo deben llegar a casa a realizar las labores de casa. El problema es cuando su hijo se les enferma o no tienen conquien dejarlo. Muchas veces me pongo en el lugar de ellas porque vivo situaciones similares, pero entonces debo encontrar también equilibrio como mujer y mamá vs profesional y jefe.
Y en el caso de los hombres muchos tienen vergüenza de la actividad que realizan porque todos sabemos en mi país ni en ningún lugar del mundo el trabajo de “basurero” es bien valorado. Creo que me emocione y me extendi mucho…….

Cariños,
Rosio

MamideGlori dijo...

Te entiendo a la perfección. Yo no tengo ayuda de abuela, y mi marido y yo trabajamos. Tras muchos meses de angustias y años de intentar llevarlo todo y hacerlo todo mal tuve que pedir una reducción de jornada, y este año puedo llevar y recoger a mis hijos del colegio y encargarme un poco más de ellos. Pero es espantoso criar niños pequeños teniendo que trabajar cuando están enfermos o cansados o tiene necesidad de afecto y de calor de madre. Yo quiero ser mamá 24 horas al día, pero también quiero tener mi trabajo. ¿Es imposible? De momento parece que muy difícil. Hoy he podido controlar una rabieta de Gloria gracias a mi reducción de jornada. El año pasado hubiera sido un desastre total. Te comprendo mejor de lo que crees. Ánimo. Me alegro que la nena ya esté mejor.

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Hola Rosio, muchas gracias por platicarme sobre tu trabajo, lo entendi perfecto, gracias.

Realizas un trabajo muy interesante, aunque ni duda cabe que el mejor trabajo del mundo es ser Mama...y en eso somos expertas...

Comprendo tu sentimiento al tener que dividir tu tiempo entre tu trabajo y Mika.

Kantu dijo...

Lau:
Amiga, muchas gracias por tus palabras, si realmente es muy díficil trabajar y atender a un niño sobre todo con necesidades especiales, pero a veces no queda más remedio.
Un beso grande y gracias por pasar.
Cariños,
Rosio

Kantu dijo...

Anabel:

Si me da una pena la pobre, realmente tiene una agenda de una universitaria. A veces pienso que es mucho para una niña de su edad.

Gracias por pasar.
Cariños,
Rosio

Carla, mama de Valentin dijo...

Rosi: sos una gran mama! y eso se ve en cada avanze que va teniendo Mika. Es cierto lo q dice Laura, lo importante es la calidad y no la cantidad de tiempo q pases con ellos, y vos sí q sabés sacarle jugo a las horas q estás con ella. Entiendo q tambien debe ser dificil dejarla. Es como decis, no es lo mismo q ocurre con un niño q no tiene absolutamente nada, porq nuestros niños necesitan estimulacion permanente y sobretodo (al menos es lo q me pasa a mi) necesitan q se les corrigan las conductas inadecuadas y llevarlas a cosas productivas y no esterotipadas. Esto es lo q al menos a mi mas me demanda Valen, lograr q no se encierre en juegos sin sentido, ayudarlo a jugar, a aprender, a hablar. Por eso yo hace rato ya que no lo dejo con nadie y muchas veces cuando tengo tramites me vuelvo loca porq me da miedo dejarlo con otra persona q no lo entienda o no lo sepa llevar...aunq a veces no queda otra...
Te mando un enorme beso
las quiero!

Betzabe dijo...

Rosio que coincidencia, estos dias Diego ha estado haciendo algunas evacuaciones muy abundantes, tambien se me vienen mil pensamientos a la cabeza, trato de calmarme y reviso mentalmente todo lo que has consumido y que pueda afectar esto, y claro que ha comido como troglodita y algunas cosillas son un poco delictivas para con su dieta: Jugo de lechoza (papaya) por cantidades, almendras por puños y ciruelas pasas a boca llena.

Sinceramente las diarreas de hace un año me aterrorizan.

Me alegra mucho que tambien Micaela solo tenga cansancio y mala digestión puntual.