martes, 20 de diciembre de 2011

TU GRADUACION CON TU PROMOCION “AMIGOS POR SIEMPRE”

Este mes vino recargado de actividades y empezamos el mes con tu fiesta de promoción, la verdad que ese día no predije adecuadamente la magnitud de las actividades y estas nos sobrepasaron. Ya que al pensar que sería un día como cualquier otro sábado no cancelé algunas de tus terapias y la mala predicción nos puso de cabeza. Corrimos de un lado a otro y por ello no fue posible que hubieran fotos de los preparativos, porque me hubiera gustado mucho tomarte fotos en la peluquería aguardando casi una hora para que te peinarán y sobre todo teniendo una paciencia casi bíblica para que te hicieran las uñas (que fue un pedido tuyo), nadie hubiera creído que hace unos poquitos años tu nivel de tolerancia era tan reducido que era impensable que al menos esperaras en una fila un poco menos de 5 minutos, en fin ya habrán fotos de estas actividades porque me has pedido que te lleve nuevamente a la peluquería para que te peinen y te hagan no solo manicure sino también pedicure.


En fin ese día hubo compras de último momento, retrasos en todos lados y para colmo de los males deje mi celular en casa y estuvimos incomunicados con papá por lo que nos dimos unos soberanos cruces y desencuentros en todos lados.

En fin llegamos a las justas a la ceremonia pero llegamos y cuando esta iba a comenzar reparé en algo imperdonable: no te había anticipado en lo más mínimo lo que iba a ocurrir, eso desencadeno una preocupación y una culpa que no desapareció hasta el final de la ceremonia.

Es que al inició cada niño debía caminar un considerable trecho hasta el escenario en medio de aplausos mientras que la directora leía la semblanza que los padres habíamos escrito a su hij@, entonces comenzó mi preocupación, sobre todo porque sé que no te gustan los aplausos mucho menos si estos van junto a sonoros bravos, también pensé que debía haber recomendado a Miss Alicia (tu profesora) que tú fueras una de las primeras, pero después recapacite y pensé que Miss Alicia ya te conocía lo suficiente para saber cuando era el momento adecuado para que tu entraras. Después que todos tus compañeros ingresaron debieron esperar sentados casi más de media hora mientras la madre Antonia (la directora) hablaba con cada uno de ustedes vía cámara web desde España. Una vez que terminaron de hablar con la hermana Antonia siguió la entrega de diplomas y medallas.

Después de ello vino el momento más emocionante (al menos para mí)
y fue el baile, como ustedes (las chicas) eran solo cuatro y los chicos las duplicaban en numero, cada una de ustedes tuvo dos parejas en tu caso tu bailaste con Vasco y con Juan. Lo hiciste súper bien, bailaste con mucho ritmo y siguiendo la coreografía a la perfección. Después los chicos bailaron con sus mamis y las chicas con sus papis, a ti te dio mucho gusto hacerlo con tu papa.

Terminado el baile, empezó la fiesta infantil que disfrutaste junto a tus compañeritos, el mismo que termino con la hora loca. Ese día nos acompañaron tus abuelitas.

Esta demás decirte hija mía, que estamos súper orgullosos de ti, que sabemos que estos son retos que a ti te cuestan el doble. Y que hagas tu mayor esfuerzo para superarlos, nos hace infinitamente felices.

Transcribo la semblanza que se leyó en tu ceremonia y que escribió papá y que por supuesto comparto 100%.

Para nosotros ha significado un año de enriquecimiento vivencial. Ya que llegaste a este jardín de infantes a principios de 2011 para experimentar un sin número de situaciones que han logrado fortalecerte como un ser individual en camino a integrarte socialmente.
Nuestras expectativas desde el principio respecto a tu educación fueron siempre las mejores, más aún luego de conocer a tus profesoras: Miss Alicia y Miss Jenny, quienes no solo lograron desarrollarte como alumna sino también como persona, por lo que le estaremos siempre muy agradecidos.
Desde el principio de sentimos motivada a querer formar parte de tu salón de clases, aunque algunos días, pocos felizmente, demostraras todo lo contrario; contratiempo que lograste superar con esfuerzo y el apoyo también de tus compañeros de aula con quienes aprendiste los primeros conceptos de las palabras: amistad, compañerismo, convivencia y sobretodo respeto mutuo.
Estamos seguros que al dejar este colegio no olvidarás a las personas que te acompañaron todo este periodo. Pero al mismo tiempo nos enorgullece el entusiasmo que te embarga la aventura de tu próximo colegio en el cual te seguiremos acompañando.
Deseándote lo mejor…
Te aman
Tus padres.





2 comentarios:

Graciela dijo...

jajaja lo coqueta! preciosa!

Deseos de mucha paz interior, buenas ondas ❤

anabel dijo...

Feliz Navidad y nuestros mejores deseos desde Hamburgo :)