viernes, 5 de noviembre de 2010

¡¡¡¡¡YA ERES UNA SIRENITA!!!!!

Como comenté hace ya algunas entradas, dos veces a la semana vas a la piscina. Esta es una actividad que también te ENCANTA y por supuesto es tu motivación para (a veces) portarte bien en el colegio.

Las razones ya las mencione pero vuelvo a hacerlo, fue una recomendación que recibimos hace más de un año en una evaluación sensorio motriz, pero lo obviamos por cuestiones de horario y tiempo. Además es un ejercicio completo que ayuda a aprender a respirar, desarrolla el respeto a los límites y la lateralidad, además de permitir la coordinación de movimientos. Y por último la más importante te encanta.
Además se hace necesario que cualquier niño practique un deporte cualquiera sea, en tu caso nosotros escogimos natación.

El año pasado empezaste clases grupales, pero no pudiste continuar porque te dio una otitis tan fuerte que tuvimos que recurrir a inyecciones para eliminar la infección y el médico por precaución recomendó dejar la piscina al menos por un tiempo.
Además nos dimos cuenta que aún no estabas preparada para clases grupales porque la profesora por la cantidad de niños no podía estar muy al pendiente tuyo y a ti aún te era muy difícil acoplarte bien a un grupo

Hemos tenido etapas en estos dos meses y medio que vienes asistiendo. Primero fue la decisión del profesor de trabajar en la piscina pequeña o en la grande, pero al ver que no tenias miedo al agua se decidió por la piscina grande. Posteriormente fue incorporarte los flotadores una vez acostumbrados a ellos, el reto era quitártelos poco a poco.
Definitivamente no fue fácil porque perdías la seguridad que ellos te daban dentro del agua, así que el profesor decidió sacártelos uno por uno, inclusive las últimas clases con ellas casi no lo inflábamos para que cuando ya nos los tuvieras no “sintieras la pegada”.

Otro tema fue el gorro y los lentes, se te indicaron las reglas desde el primer momento: si no aceptas no entras. Y no te quedó más remedio que aceptar, no sé realmente cuanto afecte tu sensorialidad pero por ahora (y espero para siempre) los toleras sin problemas.

Tu papá te lleva dos veces a la semana, yo voy a ayudarle uno de los días porque una vez que terminas te debemos bañar, cambiar, secar el cabello, darte de almorzar y correr a una de tus terapias y eso lo debemos hacer exactamente en una hora.
Así que llego 15 minutos antes de que terminé tu clase, se me estruja el corazón ver como tu profesor te tira por los aires y tu caes al agua, pero me tranquilizo después cuando tu sales del agua como si nada y esbozas una gran sonrisa.

Ese día también coincidimos con el entrenamiento del equipo de los chicos con discapacidad funcional que representan al club en diversas competencias (por ejemplo olimpiadas especiales, entre otros). Me encanta verlos nadar, hay chicos (hombres y mujeres) con diferentes diagnósticos (autismo, retardo mental y síndrome de down) allí uno puede evidenciar que la determinación, entrega, disciplina absolutamente nada tiene que ver con un diagnóstico X. Me he convertido en su fans N° 1.

Pero volviendo a ti últimamente estás más motivada que nunca a ir a la piscina, porque gritas a voz en cuello (cuando estas en la piscina) que ya eres una sirenita y en la piscina te zambulles y te das la vuelta a cada rato porque realmente crees que puedes nadar como la sirenita (específicamente como Melody, la hija de la sirenita).

En fin el profesor dice que vas bien, que en un mes ya podrías estar nadando, pero lo importante es que ahora, en el hipotético caso que cayeras a una piscina, (toco madera) definitivamente no te ahogarías, ya que sabes como desenvolverte en esa situación y es uno de los objetivos que también buscábamos con respecto a este deporterapia.

Dejo un pequeño álbum con las fotos de tu última clase de natación, también dejo el video de la Sirenita 2 que tanto de gusto y en el cual te inspiras para “nadar”.



6 comentarios:

maria gloria dijo...

Rosio no sale el video de la sirenita Mika !!! ya me imagino como estara en el agua como una sirenita campeona, a ver si podes bajar devuelta, besos

Rosio dijo...

Maria Gloria:
Gracias por el dato voy a subirlo nuevamente.
Besos para ti y para Jazmin, que pasen un buen fin de semana.
cariños

QueridoQuique(Concha) dijo...

Buenos días, Rosio y MariaGloria!!!
A Quique le encanta la natación, bueno, más que la natación, la piscina, el mar...
Pensé que nunca le pondrían el gorro, porque ha estado llendo a nadar con el cole, pero sí, claro que se lo pusieron...
Quique con el gorro de natación está guapísimo. Sólo se le ven ojos y morritos...
Buen finde. Un abrazo para todos los que paséis por aquí.

María mamá de Javi dijo...

Preciosa la sirenita!!! y menudos saltos.
Entiendo perfectamente tu tranquilidad, yo a Belén por sus otitis no la puedo llevar a natación, y estoy deseando que aprenda a nadar. Porque que tranquilidad.
Además es un deporte muy completo y si encima a Mika le encanta, mejor que mejor!!!
A seguir disfrutando de los chapuzones.Un beso fuerte

julia dijo...

Es una verdadera sirenita a Pamela le encanta la piscina el mar le tiene terror no se si porque no ve limites o le es muy grande, veremos que pasa en estas vacaciones, abrazos

Marina dijo...

Divina!!!! Y es todo un desafío, mamá los quiere llevar a los chicos cuando sean un poco más grandes. Es que hace un año no podíamos ni bañar a Constantino. Salvador, al revés, fanático del agua. Ahora les gusta a los dos.
Besotes!!