miércoles, 23 de junio de 2010

GUERRA DE ESTRATEGIAS

Hace algunas entradas comenté de cómo vienes utilizando tu “control de esfínteres” para retarnos (porque también lo haces con papá).
Pero lo haces medido, es decir te mojas un poquitito; lo suficiente para que asumamos que debemos cambiarte la ropa.

Entonces decidimos que como medida preventiva /proactiva (no sale cual es el término adecuado), cuando estas a punto de iniciar un berrinche, debemos llevarte al baño y sacarte toda la ropa (de la cintura para abajo) para evitar que la mojes a propósito.

Así pasó el otro día, te senté en el baño y como seguías llorando, me fui un ratito a ver las ollas, porque cocinar es una de las tantas cosas que hago antes de ir al trabajo. De pronto de callaste y pude ver por el cerrojo que te acomodaste de tal manera que el chorito de orina en vez de ir al inodoro, iba de frente al piso. Poco a poco cogiste un mejor posición que el chorito hizo un arco mayor (como de un varoncito) y por su puesto cayo más “pichi” al suelo. Yo no lo podía creer, apenas terminaste de pusiste a llorar sin lágrimas y empezaste a gritar “Hizo pichi en el suelo, hizo pichi en el suelo.

Me quede con la boca abierta si no te hubiera visto no lo hubiera creído. Es cierto me moleste, te levante y te lleve a la ducha porque te habías mojado un poquito, claro no quisiste, en medio de tu llanto me gritaste: no me quiero bañar, no me quiero bañar. Como sabes que la ducha demora en calentar, volviste a gritar: no quiero agua fría, por favor. Yo pensaba en el tiempo, en las reuniones de primera hora, de que si me demoraba más iba a agarrar un tráfico infernal que me haría llegar mucho más tarde de lo previsto.

Cuando sentiste el agua tibia, dejaste de pelear, te lave, te seque y te lleve a tu cuarto para cambiarte. Me miraste y me dijiste: mamá esta molesta.
Si, te dije - estoy molesta y triste porque te portas mal.

Pero con el apuro que iba, empecé a hacer las cosas como autómata y tú sentiste mi indiferencia y te empezaste a preocupar. Y empezaste a decir: quiero que estés contenta, por favor quiero que estés contenta.

Estuviste así unos minutos hasta de tanta insistencia me sacaste una mueca que paso como sonrisa y después de ello todo fluyo muy rápido. Inclusive dio tiempo para que me ayudaras a limpiar el baño.

Pero no aprendiste la lección, creo que yo tampoco. Hoy la película fue casi similar al otro día, bueno confirme que orinarte en el suelo es tu nueva estrategia para hacerme enojar, porque como esta vez desde el inicio te mostré mi cara neutral (confieso que solo era la cara) y a tu pesar no mostré signos de enojo, tu empezaste a gritar: quiero carita triste, quiero carita enojada (traducción: quiero que estés triste, quiero que estés preocupada).

Como seguía sin inmutarme. Esta vez te agarraste de que no querías cambiarte y por algunos minutos te resististe, pero al final y después de tanto llanto, logré culminar todas las cosas pendientes.

Es cierto una vez finalizado el evento y ambas casi sin fuerzas físicas ni emocionales, pusimos de nuestra parte; para que lo que quedará del tiempo previo a salir de casa se hiciera más llevadero.
Te dejé en el colegio y me enrumbe a la oficina.

Ya en el carro que me llevaba al trabajo, pensaba en los cursos intensivos de inteligencia emocional que me has hecho tomar, creo que ni siquiera en Harvard la parte práctica seria tan efectiva. Aunque parezca mentira iba más despejada, sintiendo un relax mental, comparado al relax físico que se siente después de haber estado en una baño sauna.

Apenas llegué a la oficina, mi asistente me interceptó preocupado porque “el auditor externo” me estaba buscando porque había encontrado algunas situaciones complicadas en el área de operaciones y a él de manera inquisidora lo había estado interrogándole para sonsacarle información. Me hizo el siguiente comentario: ingeniera al parecer esta muy enojado, a lo que yo le respondí y cual es el problema no tienes porque preocuparte, así se haga pichi en el suelo, el me corto con un perdón no la entendí, bueno yo respondí, no nada, yo me entiendo sola.

Toque la puerta de su oficina, inicialmente el se mostró muy enojado y me comentó lo que había encontrado. Yo simplemente le mostré lo que he aprendido contigo neutralidad total. Cuando entendió que mi actitud no iba a cambiar en lo absoluto, las cosas empezaron a fluir mejor……

10 comentarios:

Marina dijo...

Rosio, la verdad, te felicito!!! Yo para las 8 de la mañana ya estoy agotada, y nounca se me había ocurrido trasladar lo que aprendo en casa al trabajo. Creo que me falta aprenderme bien eso de la neutralidad, porq trato y trato, pero no siempre lo logro!!
Besos

Betzabe dijo...

Ayayya no quiero pensar cuando lleguemos a la adolescencia con estos niños y sus estrategias uff, si vieras como cacho a Diego ensayando la cara de llanto que me va a poner frente al espejo, impresionante, me digo a mi misma viendole "actuar" dios mio y tiene 3 años que me espera jajaja

Rosio dijo...

Marina:
Vas a ver que el próximo año será más fácil. Además en tu caso son 02niños chiquitos y varones con quien tienes que lidiar.
Mucho ánimo.
Cariños,
Rosio

Rosio dijo...

Betza:
Yo tampoco, ha este ritmo las canas aparecerán antes de tiempo.
Cariños,
Rosio

Anónimo dijo...

YA ESTAN DISFRUTANDO DE LO ANHELADO
DEFINITVAMENTE ES UNA NUEVA ETAPA

COGRATULACIONES A TODA LA FAMILIA!!!

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Me parece increible Rosio lo que cuentas.

Tu nena es toda una estratega y no esta por demas decirlo, es super inteligente.

El consejo de la NEUTRALIDAD esta buenisimo.

Georgina.

QueridoQuique(Concha) dijo...

¿Quién ha dicho que a este paso las canas nos van a salir pronto? ¿Eso será a la que le quede pelo, que a mí se me cae a toda velocidad...ja, ja, ja, Me río, pero no es broma. Eso es del stress y la ansiedad. Besos para todas.

Anónimo dijo...

hola rosio espero cada ves sea más leve todo jejeje más que estratega es una picara total mika y vos como decis no hay lugar mejor para aprender jajajaja.lo bueno es que ya encontraste donde usarlo a lo mque aprendes,besosssssssssssssss.caro y facu

Lauri y Agustin dijo...

Ay Rosiii!!! Creo que nuestros peques tienen un acceso directo a Hollywood!!!jajaja Es trmendo lo que hacen para manipularnos! Eso de "quiero cara triste o enojada" fue muy fuerte! Cualquier cosa antes que la indiferencia no? Y es cierto, dicen que la Indiferencia duele mas que el enojo...

Sin duda que has aprendido mucho en este tiempo y es como decis, ni Harvard nos puede enseñar lo que en la vida nos enseñan nuestros hijos..

Te dejo un beso grande, un abrazo y yo debiera hacer un curso de inteligencia emocional!

Carla, mama de Valentin dijo...

Hola Rosi!!!, como las extrañé!!.. Hace mucho q no paseo por los blogs...
Esta entrada me super atrapó, imaginandome a la princesita haciendo lio con el pichi... te cuento q Valen nos hace lo mismo pero con la caca...es decir él sabe q debe hacer en el inodoro, pero spe hace una parte en el canzoncillo camino al baño, Nosotros nos damos cuenta de q quiere hacer porq vemos como se le trasforma la cara..porq a diferencia del pis, caca no te pide... Para el pis no hay problema...es más sin pedirlo él va solito al baño, hace, tira la cadena, apaga la luz..todo un cabellero...pero con la caca..madre mia!!!!
Su psicologa nos recomendó q cada vez q haga esto lo hagamos (obvio no el 100%) limpiar su calzoncillo, o lavarlo...q haga al menos una fregadita del mismo abajo de la canilla. Ella es psicologa de TCC, tiene el metodo ABA como bandera y nos dice q da resultado por el mismo asco q les ocasiona limpiar su ropa interior... lo hemos probado y aun hay dias en los q nos sigue haciendo lo mismo...asi q no se q vamos a hacer.
Lo otro q nos enseñó es lo q hacés tan bien: la neutalidad... hacerles ver q nada te afecta...q sus berrinches o llamados d atención no te afectan... A mi me costó horrores adoptar esta posicion, pero es muy eficiente una vez q lo lográs, jajaj!!
rosi, te mando muchos besos!!!!
las quiero mucho!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
besitos a mi princesita!!