lunes, 6 de abril de 2009

PREOCUPACION Y FELICIDAD


Nunca había tenido esa dualidad de sentimientos, pero al final me quede con la felicidad.
Desde que se empezaron a manifestar tus problemas sobre todo los gastrointestinales, yo tenía problemas para entender la causa y ubicación de tus dolores (físicos).
Las manifestaciones estaban presentes (golpeabas tu cabecita en la pared, gritabas por más de dos horas, hasta que el dolor pasaba o hasta que el sueño o el cansancio te vencían) pero era tan difícil saber que te sucedía.
Entonces decidí que una de las prioridades era enseñarte a comunicarme tus dolores.
Era usual que cada vez que corrías te cayeras (tu hipotonía era más que evidente) una vez que yo veía donde había sido el golpe corría, te acariciaba la parte afectada y te recalcaba DUELE, DUELE. ….Tú me mirabas de reojo esperabas algunos segundos y volvías a correr.
Por otro lado trabajamos mucho la identificación de las partes de tu cuerpo, bits con fotos reales, rompecabezas, plastilina, arcilla, etc. Hasta que lo aprendiste.
Hace poco en uno de tus cuadernos de tu colego de “inclusión especializado”, colocaron una figura de un niño, un poco agachadito, tocándose la barriga. Y con la pregunta: ¿Qué dices si te duele tu barriga?, tú debías tocar tu barriga y decir ¡¡AU!!…, y de esa manera debíamos trabajar las distintas partes de tu cuerpo.
Al comienzo te costo hacerlo, pero después lograste identificar todas las partes de tu cuerpo y decir AU…… Pero siempre tuve la duda si realmente habías comprendido la asociación de la interjección AU a la condición de dolor.
Pero una vez más me demostraste lo equivocada que estaba. Ayer mientras yo recortaba unas figuras, vi que te acercabas corriendo y en tu carita pude evidenciar desesperación. Te di el alcance, me puse a tu nivel y me dijiste DUELE LA BARRIGA y te tocaste. En ese momento me reprimí las ganas de saltar y gritar de alegría. Corrimos al baño y era el típico cólico que precede a una diarrea. No tan severa, pero la única bienvenida en estos casi tres años y medio.

3 comentarios:

Yoly dijo...

Hola, creo que nunca había entrado a tu Blog. Digo creo pues yo estoy medio tostada (loca) como decimos acá, jajaja.

Me alegra mucho que ya tu chica pueda expresar cuando siente dolor eso es muy importante pues muchas veces no podemos asociar ciertas conductas o comportamientos con lo que le ocurre al chico.

saluditos,

viviana dijo...

Hola Rosio, es muy bueno que esté manifestándo sus sentimientos de dolor en este caso,....... incentívala a que te comunique a partir de eso, otras cosas.
Me alegro de corazón.
Un beso grande,............Vivi

Kantu dijo...

Yoly y Vivi:
Gracias por pasar por el blog.
Realmente es un gran avance, sobre todo porque en lo sucesivo no tendré que adivinar que cosa le pasa (cuando se trata de algún dolorcillo).