lunes, 3 de septiembre de 2012

TIEMPO DE PREGUNTAS (IMPREVISTAS)


 
 
Desde hace algunas semanas estas marcando un hito con respecto a las preguntas que me haces. No hace mucho celebraba que me preguntarás ¿A dónde vamos? Cada vez que salía contigo hacia algún lugar, o las características de una persona/animal/cosa que veías frente a ti o por tú papá cuando los fines de semana sale de la ciudad para irse a trabajar.

Pero hace algunas semanas me haces preguntas que jamás pensé responder al menos no en un futuro tan cercano. Y no es el temor de responder sino es el asombro que me estés haciendo este tipo de preguntas

La primera que me sorprendió fue

¿Mamá yo soy autista?

Te respondí que si (aunque ahora pienso que la respuesta más acertada hubiera sido: No eres autista, tienes autismo). Pero en ese momento me sorprendió tanto tu pregunta, porque me preocupaba el hecho de que no estaba ni estoy preparada aún para tratar este tema contigo.

Pero no seguiste preguntando nada más al respecto, por ahora parece que un si te basta.

Pero la siguiente me tomo tan desprevenida que no se si encontré las palabras más adecuadas para contestarte

¿Mamá porque no tienes un bebito? Tocas mi barriga con tu mano y me dices ¿porqué no estás embarazada?

Te digo que no puedo, que una enfermedad crónica no me lo permite. Pero la verdad es que no debo porque esa enfermedad podría hacer peligrar mi vida y la del bebé. Y con el riesgo que te puedas quedar sin mamá.

Pero la siguiente pregunta me deja sin saber que responder
 
Mamá ¿cuándo yo sea grande voy a tener un bebito en mi barriga? ¿voy a estar embarazada?

Trató de ser lo más sincera posible y te digo: No lo sé hijita, tal vez si tal vez no. Hay mujeres que tienen hijos y otras que no tienen.

Pero tú me respondes: Yo si quiero mamá…….

Otra que me hace concluir que te acuerdas de personas y cosas que sucedieron durante tu etapa oscura es porque me preguntas sobre un perro que vivió en la casa de la abuela y que murió hace algún tiempo, pero a pesar que desapareció de un día para otro tú jamás me volviste a pregunta por él:

Mamá ¿y donde esta Brando?, el se murió hija, ¿Y de que se murió? De una enfermedad (te respondo). ¿Y de que enfermedad? De una herida en la pierna. La verdad que miento porque se enfermó de un  cáncer a la próstata, pero me da temor que me sigas preguntando indefinidamente el porque de esa enfermedad y yo no sepa a explicar a detalle porque a Brando le dio esa enfermedad.

Y finalmente ayer me sorprendiste con otra pregunta, que tampoco esperaba porque es un tema que nunca había hablado contigo. Estábamos hablando de los abuelito cuando de pronto te enredas en una pregunta y lo dices de la manera más fácil: ¿Y donde esta el papá de Rosio, tú papá?. Te comentó que esta muerto y después de hacer preguntas similares a la que me hiciste con Brando. (Aunque esta vez si te contestó con la verdad, aunque me enrede con las explicaciones médicas). Cuando ya estás satisfecha con mis respuestas me dices, es que así son las etapas de la vida. Cuando llegas a la vejez te mueres. Entiendo tu lógica, pero me preguntó que algún día se te hará complicado entender porque algunas personas no logran completar el ciclo de su vida. Te respondo que si, pero te comentó que si es algo lógico que una persona muera cuando llegué a la vejez, eso no significa que sus familiares y amigos tengan mucha pena. Tú me dices que si  que si tú papá se muere, tú te pondrás muy pero muy triste. Y haces un puchero con tu boca, ladeas tu cabeza y pones una carita muy triste. Yo me acercó hacia ti, te abrazo y te beso. Pienso que es un sueño hecho realidad poder conversar contigo, ese sueño que como digo en la portada del blog el autismo no anulo sino postergó…..

4 comentarios:

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Que sorprendente Rosio, una maravilla!. Estuviste muy bien con las respuestas, además con la comprensión que presenta Mika y el nivel de conversación que establecen, todo esto se puede ir puliendo según necesidad. No te preocupes. Un abrazo a las dos. Carmen

Rosio dijo...

Carmen:
Me alegra mucho que mis respuestas sean acertadas, no siempre es fácil ser mamá y a la vez querer tener el conocimento de un profesional. Por ello te agradezco mucho por pasar y por tu opinión.
Cariños,
Rosio

Graciela de Palomas dijo...

Muy bien Rosio, como dice Carmen :)

abrazos y besos

Rosio dijo...

Hola Gra:
Gracias por pasar y comentar.
Cariños,
Rosio