sábado, 26 de mayo de 2012

LA NOCHE DEL RATON PEREZ



Esta es la primera vez que dejarás tu diente debajo de la almohada para que el ratón Pérez te deje una moneda a cambio.

Estás sumamente emocionada y en cada momento me preguntas a que hora vendrá el Ratón Pérez. Pero no solo me haces esa pregunta me ametrallas con otras como. ¿Por qué a los niños se les salen los dientes? ¿Y me va  a salir otro diente? y otras más.

Y este cuestionamiento empezó hace una semana, cuando te diste cuenta que uno de tus dientes inferiores se esta moviendo. Pero no querías que ni papá ni yo te tocáramos el diente, nos detenías con un:  No, no lo toquen se saldrá solito. Y así estuvimos en ascuas toda la semana, con el temor de que el diente se te saliera en un momento que no estuviéramos ninguno de los dos. Y ese día llegó y justamente fue hoy cuando estabas sola en tu taller de habilidades sociales.

Cuando llegué a recogerte tu psicóloga me comunicó que lo había guardado  en el bolsillo de tu pantalón, pero tu insististe tanto en sacarlo para obsérvalo, que temía que después de estar jugando lo habías podido perder. Fui de prisa a buscarte cuando te pregunté por el diente, lo sacaste de tu boca y me lo diste. Mientras regresábamos a casa me decías emocionada que hoy seria la noche del Ratón Pérez.

Como últimamente nos haces saber  a través de dibujos o palabras escritas lo que sientes o te pasa, me pediste una hoja e hiciste el dibujo que pego a continuación (dar click en el dibujo para agrandar)

Dibujaste un pequeño ratón, un edificio con un letrero de dentista, un cepillo y una pasta dental, después escribiste lo que tú llamaste la historia de la noche del ratón que a continuación copio textualmente:

HABIA MI VEZ MI  DIENTE SE CAYO EN ASPAU.
EN LA NOCHE LO PONGO EN EL COJIN
LUEGO VIENE EL RATON PEREZ ME CEPILLA
Y  ME DEJA EN LA HALMOHADA/COJIN
EL RATON ME DEJA UN NUEVO SOL
Y MI DIENTE CRECIO.
FIN


3 comentarios:

Graciela dijo...

Hayyyy mi Peke, bellísima la historia del Ratón, te digo sinceramente Rosio me ha dejado impactada.

En mi casa, a Carla debimos decirle cuando tenía 4 años que no existía el Ratón, lloraba desconsoladamente por miedo: Niño Jesús, Papá Noel, Reyes Magos, y el Ratón Pérez. A la vez, le avisamos que no le contara a su hermana Lucy, la pequeña ha sido de una imaginación permanente :)

No se le cayeron a ninguna de las dos, por lo tanto concurríamos a la odontóloga para que lo extrajera cuando estaban flojos; sin anestesia de manera normal.

Una vez enterada Carla, la muy bichita lo dejaba bajo la almohada esperando dinero, lo llevaban a la casa de lxs abuelxs, tíxs jajaja

Besitos Mika :)

Rosio dijo...

Gra:
Gracias por tu visita. Si esa niña a mi también me deja admirada.
Sanes que jamás pensé hablarle del ratón Perez, pero cuando dejo de hacer la dieta de glutén y caseina, empezó un gusto inmenso por las golosinas (chuches) y yo sin pensar en el futuro le decia que de tanto comer dulces se le iban a caer los dientes.
Después sabiendo que es tan estricta en todo lo que piensa, tuve que encontrar algo que no la asustará ante la pérdida de un diente y tuvimos que recurrir a algo con una connotación positiva. Como el acontecimiento ya estaba "encima de nosotros" nos agarramos del ratóm Perez y realmente ha dado resultado. Aunque me esta pidiendo ir al dentista porque quiere que el diente le cresca ¡¡YA!!.
Cariños,
Rosíp

QueridoQuique(Concha) dijo...

Cariño, claro que te va a crecer el diente... pero poco a poco... jajaja... que se lo acaba de llevar el Ratoncito Pérez. Ahora tiene que pulirlo y luego te saldrá otro precioso!!!
Besitos.