martes, 5 de enero de 2010

EXCLUSION DE NUESTROS NIÑOS EN EL NUEVO PACTO EDUCATIVO

Leo con indignación como aún a nuestros niños se les ignora, se quiere firmar un Nuevo Pacto Educativo en España y este no recoge las necesidades y derechos de los niños con diversidad funcional. Si bien yo no vivo en España esta situación me preocupa de sobremanera porque creará un pésimo precedente y servirá de (mal) ejemplo en países como el mío, donde una real inclusión educativa es aún una quimera.

Además ¿no es el estado quien debería preocupase que todos sus ciudadanos tengan igualdad de oportunidades?, pero en este caso y en otros casos similares esto no sucede, somos los padres quienes tenemos que hacer recordar al estado que nuestros hijos existen y exigir se respeten sus derechos. A pesar que ya bastante tenemos con las demandas propias que su condición.

Por ello celebro que un grupo de padres se hallan unido y a través de sus respectivos blogs y de uno de reciente creación, hagan llegar su voz de protesta, exigiendo que nuestros niños y sus requerimientos sean citados en dicho pacto educativo.

4 comentarios:

caro y facu..feliz 2010 !!!!! dijo...

hola rosi esto es realmente triste y indignante no puede ser que con tantos reclamos y diagnosticos y supuestamente una "ley" todavia no integren a nuestros hijos en la educación comun,besossssssssss

Cristina dijo...

Gracias Rosio,por tu colaboración,eres maravillosa...esta lucha es de todos,gracias por darnos la mano.Un abrazo fuerte y un beso.

Rosio dijo...

Caro:
Definitivamente es indignante, te imaginas si eso pasa en los llamados paí1ses de primer mundo que podemos esperar de países como el nuestro. Además tu lo has vivido en carne propia con Facu.
Gracias por pasar.
Cariños,
Rosio

Rosio dijo...

Cristina:
Gracias por tus palabras. Lo maravilloso (como ya lo he dicho alguna vez) es que somos una familia extendida a lo largo de todo el mundo. Y siempre estaremos defendiendo los derechos de nuestros hijos en cualquier sitio donde estos ean vulneramos.
Besos para ti, para Natalia y Santi.
Cariños
Rosio